El objetivo del análisis externo es lograr la determinación de las oportunidades que se vislumbran en la industria y amenazas que se ciernen sobre ella.

Es imprescindible resumir las principales variables que pueden afectar el negocio en los próximos años.

 

Ejemplos de oportunidades en una industria:

Segmentos del mercado con tendencia creciente.

Tasas de interés con tendencia a la baja.

Nueva legislación que desregula segmento de mercado.

Baja en el precio de materia prima estratégica.

Se detectan nuevos requerimientos en usuarios.

Mayor conciencia del consumidor por el medio ambiente.

Menor uso intensivo de la publicidad por los competidores.

 

Ejemplos de amenazas en una industria:

El segmento del mercado tiene tendencia decreciente.

Legislación que regulará la oferta con nuevas restricciones.

Un competidor será adquirido por empresa líder internacional.

Precios del mercado en baja, por presión competitiva.

Mayor empobrecimiento de grandes sectores de la población.

Mayor agresividad de la competencia en lanzamientos de productos.